INTRODUCCIÓN

La ansiedad es una emoción normal que cumple una función adaptativa en muchas situaciones y todos en un momento puntual podemos sentirla. Es normal que tengamos miedo cuando se avecina un peligro real y de hecho nuestro organismo está preparado para aprender a sentir miedo y ansiedad en determinadas circunstancias, es una forma de prevenir un peligro o amenaza.

Pero a diferencia de la ansiedad relativamente leve y transitoria causada por un evento estresante, los trastornos de ansiedad duran por lo menos seis meses, interfieren en la vida de los que los padecen y afectan a sus relaciones laborales, académicas o sociales y pueden empeorar si no se los trata. Los trastornos de ansiedad suelen asociarse a otras enfermedades mentales o físicas, incluyendo abuso de alcohol u otros tóxicos, que pueden enmascarar los síntomas de la ansiedad o empeorarlos. En algunos casos es necesario tratar antes estas enfermedades para que el paciente pueda mejorar con el tratamiento para el trastorno de ansiedad.

Existen tratamientos eficaces para los trastornos de ansiedad y éstos pueden ayudar a la mayoría de las personas que los padecen a mejorar su calidad de vida.

Si usted cree que padece de un trastorno de ansiedad, le aconsejamos que busque información y tratamiento inmediatamente.

Cada trastorno de ansiedad tiene diferentes síntomas, pero todos los síntomas se agrupan alrededor de un temor o miedo irracional y excesivo.

PROCEDIMIENTO DE EVALUACIÓN

Si usted padece o cree padecer un trastorno de ansiedad, puede solicitar una consulta con nosotros. Si su caso es leve puede pedir consulta directa con una psicóloga del centro. Si su caso es moderado o grave, toma o ha tomado medicación psiquiátrica, o padece alguna enfermedad médica, solicite consulta con un psiquiatra. El psiquiatra llevará a cabo una evaluación diagnóstica completa, preguntará al paciente sobre cualquier antecedente familiar de ansiedad y todos los antecedentes de los síntomas, por ejemplo, cuándo comenzaron, cuánto han durado, su gravedad, y si los síntomas ocurrieron antes, cómo fueron tratados. También debe preguntar si el paciente consume alcohol o drogas.

Tras el período de evaluación, que en la mayor parte de los casos se hará en la primera consulta, aunque en algunos casos podrá requerir hasta tres, estableceremos un diagnóstico e instauraremos el plan de tratamiento más adecuado para usted. En algunos casos le aconsejaremos psicoterapia, en otros casos medicación, o ambos.

Además, en los casos necesarios, también se tratará y controlará la patología orgánica ya que ciertos medicamentos y enfermedades, pueden provocar los mismos síntomas que la ansiedad.

Una vez diagnosticada, una persona con un trastorno de ansiedad puede ser tratada con varios métodos. Los tratamientos más comunes son la medicación y la psicoterapia.

TRATAMIENTO

En general, los trastornos de ansiedad se tratan con medicación, tipos específicos de psicoterapia, o ambos. Los tratamientos dependen del problema y de la preferencia del paciente.

Nuestro centro tiene como objetivo el diagnóstico y tratamiento especializado de pacientes de cualquier edad que padecen trastornos de ansiedad.

Tratamiento farmacológico

En el trastorno de angustia los fármacos de primera elección son los ISRS (Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina). Los rangos de dosis son similares a los recomendados para los trastornos depresivos. Como tratamiento coadyuvante, se indica la utilización de una benzodiacepina. La de primera elección es el alprazolam. Otros tratamientos que se pueden utilizar son los beta bloqueantes, los antidepresivos tricíclicos o los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO).

En la actualidad hay un claro consenso en la utilización de ISRS como tratamiento de primera elección para la fobia social. La dosificación es también similar a la utilizada para los trastornos depresivos, y puede aumentarse de manera progresiva en caso de falta de mejoría. Otro fármaco indicado es la venlafaxina. En los trastornos más resistentes pueden prescribirse IMAO.

En el trastorno de ansiedad generalizada los fármacos de primera elección son los antidepresivos. De nuevo la dosificación es similar a la de otros trastornos de ansiedad o del estado de ánimo.

En el trastorno obsesivo-compulsivo los psicofármacos más indicados son los antidepresivos de acción preferentemente serotoninérgica en dosis muy elevadas. Los ISRS son de primera elección. En caso de ineficacia, se recomienda el cambio de un ISRS a otro y si no hay mejoría, el cambio por clorimipramina.

Estos medicamentos no generan adicción ni es necesario aumentar la dosis para sentir los mismos efectos a medida que pasa el tiempo.

Los pacientes deben tomar dosis regulares de medicación durante al menos tres o cuatro semanas antes de que se produzca una mejoría. Después deben continuar con el tratamiento durante el tiempo indicado, aunque se sientan mejor, para evitar una recaída. En algunos casos puede ser necesario mantener el tratamiento de forma indefinida.

Psicoterapia

Varios tipos de psicoterapia pueden ayudar a las personas con un trastorno de ansiedad.

Algunos tratamientos son de corto plazo (10 a 20 sesiones) y otros son de largo plazo, según la gravedad y las necesidades del paciente. Al enseñar nuevas maneras de pensar y de comportarse, la terapia ayuda a las personas a entender y resolver relaciones personales problemáticas que pueden causar o empeorar sus síntomas.

La psicoterapia puede ser la mejor opción para tratar algunos trastornos de ansiedad.

 

Hara Albia - Centro de Psicología y Psiquiatría | C/ Berástegi número 5, 3 izda - Atención al cliente: 944 241 250 - 663 473 958   |   info@haraalbia.es
CONDICIONES DE USO - AVISO LEGAL - P. PROTECCIÓN DATOS